Rafaela.com
>
Hazte Fan en Facebook Seguinos en Twitter

La copiosa lluvia marcó todo el fin de semana

Luego de una sequía que se extendió por cinco meses, las precipitaciones llegaron con todo en el mes de noviembre ya que en varias localidades de la región se han superado los 300 mm. e incluso en la localidad de Las Palmeras se midieron 430 mm.

Lunes, 11 de Noviembre de 2013 | 20:03 (actualizado a las 20:14)
imprimir | A+ A- |
lluvia_rayo_cielo_nublado_lluvioso_tormenta_relampago.jpg_La copiosa lluvia marcó todo el fin de semana
Alerta vial por lluvias y tormentas en toda la provincia

Un fin de semana dominado por la copiosa lluvia fue el epicentro de la noticia. Desde la noche del jueves cayó en distintos días y zonas muchos milimetros de lluvia.
Hubo localidades que se destacaron por la cantidad como en Suardi que marc 205 mm., que sumados a los 70 mm. de hace una semana atrás marcan el registro mensual más alto de el 2013.
El agua cayó copiosamente desde las primeras horas del martes y varios sectores de la Rafaela resultaron anegados, con agua ingresando a las viviendas. Veinticuatro personas debieron ser evacuadas.

La tormenta comenzó a abatirse sobre la medianoche del lunes y se transformó en un intenso temporal de lluvia que elevaba el registro pluviométrico a los 176 mm, colapsando el sistema de desagües.
La dimensión que alcanzó el fenómeno se vio reflejado en grandes acumulaciones de agua en los sectores más bajos de la ciudad, entre ellos el centro y en particular frente al municipio, que debió suspender parte de la atención al público al producirse filtraciones importantes en el subsuelo.
Los barrios más afectados del casco urbano fueron los ubicados al oeste con gran parte de sus calles cortadas cuando el agua superó la altura de los cordones e ingresó a muchas viviendas.
Si bien por momentos la situación se tornó muy apremiante ni bien amenguaba la intensidad de la lluvia, el drenaje trabajaba convenientemente y el agua escurría dando alivio a los habitantes de las zonas más comprometidas.
Durante las primeras horas de la mañana se temía por el ingreso de agua que podía llegar desde la zona rural por el oeste, pero, afortunadamente, la precipitación no fue de magnitud en las jurisdicciones vecinas y se evitó una situación grave como la vivida en marzo de 2006 cuando una gran masa de líquido llegó desde los campos e inundó varios barrios a su paso.
También los canales que sirven para drenar la ciudad funcionaron adecuadamente, al estar bien mantenidos y encauzaron el líquido que se depositó en sus bordes.
Por momentos, las líneas de Protección Civil se vieron totalmente colapsadas por los pedidos de asistencia y el personal municipal debió trabajar intensamente en la provisión de bolsas de arenas y tratando de colaborar con los vecinos que necesitaban ayuda.
A la complicada situación en la zona oeste, se sumó la salida de servicio de dos transformadores de media tensión que mantuvieron sin suministro al sector durante casi toda la mañana.
Las dificultades también se hicieron sentir ante la imposibilidad de muchos vecinos para salir de sus barrios y llegar a sus lugares de trabajo. El transporte público también vio resentido. Por estos mismos motivos, desde la Regional de Educación se suspendieron los exámenes programados para esta jornada.
Sobre media mañana, con el cese de la lluvia, la ciudad fue recobrando la normalidad y el agua se fue retirando aceleradamente de la vía pública.

En las zona
Luego de una sequía que se extendió por cinco meses, las precipitaciones llegaron con todo en el mes de noviembre ya que en varias localidades de la región se han superado los 300 mm. e incluso en la localidad de Las Palmeras se midieron 430 mm., lo que ocasionó el anegamiento de algunas viviendas. En potreros y parcelas bajas volvieron los encharcados por lo que ahora será fundamental un par de días secos para una correcta absorción.

En el este cordobés (Depto. San Justo) y oeste santafesino (Deptos. San Cristóbal y Castellanos), los datos del fin de semana oscilan entre los 100 y 250 mm. promedio lo que permite recuperar rápidamente los perfiles de humedad de los suelos que durante tanto tiempo estuvieron absolutamente secos. Teniendo en cuenta que la base de la economía regional es la producción agropecuaria y tambera, estas lluvias se transforman en un detonador para que el campo se reactive fuerte.
Fuentes El Litoral/Radio Belgrano Suardi. 


Post: Nick37- Fuente: Nick40 - Link origen