Rafaela.com
>
Hazte Fan en Facebook Seguinos en Twitter

Jean Pierre, El Beatle Francés

La triste historia de la primera víctima de la dictadura del Gral. Ongania y una de las tantas muertes por gatillo facil en nuestro pais. 

Por Eduardo José Rieiro. (Tomado del Muro de Facebook de Julio Guichet).

 

 

 

 

 

 

Viernes, 1 de Febrero de 2019 | 13:57 (actualizado a las 18:09)
imprimir | A+ A- |
Beatle_Frances_1.jpg_Jean Pierre, El Beatle Francés

Beatle_Frances_3.jpg_Jean Pierre, El Beatle Francés

Beatle_Frances_2.jpg_Jean Pierre, El Beatle Francés

Beatle_Frances_4.jpg_Jean Pierre, El Beatle Francés

Beatle_Frances_6.jpg_Jean Pierre, El Beatle Francés

Alberto Korobeinik, El Beatle Frances, era un luchador de catch, en el famoso espectáculo teatral de lucha grecorromana que brindaba Martin Karadagián en diversos ambitos.
 
Como era costumbre en "Titanes en el Ring", habia personajes de leyendas, mitológicos, literarios, inventados, etc. y desde ya, personajes de actualidad, como Los Beatles, que en esa epoca estaban en la cima de su popularidad.
 
Es asi que Karadagian inventa a ”Jean Pierre, El Beatle Francés”, encarnado por un joven luchador y “lo pone” en 
el grupo de los buenos, siendo aceptado rapidamente por el público.
 
Sus entradas al cuadrilatero de lucha, eran pintorescas, ataviado con su traje negro, zapatillas de baile, prolijo peinado y flequillo Beatle, acompañado de cuatro chicas simulando ser groupies o fans y él mismo, bailando el tema “Eight Days A Week” ("Ocho días a  la semana”) de The Beatles.
 
Su verdadero nombre era Alberto Korobeinik y habia nacido en 1940, en el seno de un matrimonio judío, afincado en la ciudad de Tandil, tras escapar del Holocausto nazi. Alternaba la lucha profesional grecoromana con el trabajo de estibador en el puerto.
 
Fue en las playitas de Olivos en donde se relacionó con algunos integrantes de la troupe de Karadagián, entre ellos, Juan Enrique Dos Santos “El Gitano Ivanoff” y Rubén Ovidio Piucelli “El Ancho Peucelle”, de quien además, era vecino.
Vivía con su mujer, Nelly Argañaraz, en una prefabricada sobre la calle Arenales y el río, de Vicente López y estaban esperando su primer hijo.
 
El 17 de julio de 1966, ya en vísperas de dar a luz, se encontraba en el Hospital de Vicente Lopez, con su mujer hasta el atardecer, para luego partir hacia Canal 9 donde debia participar del espectáculo, que salia en vivo todos los domingos a las 20 hs por dicho canal.
 
Fue en una parada de colectivos de la linea 130, sobre la Avenida del Libertador, a la altura de la Quinta Presidencial de Olivos donde se produce un confuso episodio. 
 
La instancia previa consistió en un ríspido intercambio de palabras, cuando desde una camioneta IKA Estanciera sus ocupantes se burlaron de “el Beatle” por su aspecto algo estrafalario y todo parecía indicar que éste no iría a salir indemne del asunto. 
 
Sin embargo, en menos de un minuto, con sus palabras, doblegó a sus rivales, que finalmente, lo habian reconocido, entonces tuvo la deferencia de ofrecerles un armisticio honorable, lo cual derivó en una súbita empatía entre los tres hombres, quienes se estrecharon las manos como caballeros. En ese instante, un disparo congeló la escena.
 
Eran las 17:30 hrs. del Domingo 17 de julio de 1966, cuando el Sargento 1ª de la Policía Federal Ramón Rosario Arellano, dormitaba en una garita de la Quinta Presidencial de Olivos y el grito de una vecina, lo arrancó de la modorra.
 
Ella gritaba con un dedo extendido hacia una de las esquinas de la Quinta Presidencial y el suboficial, aún adormilado, se encaminó en aquella dirección, donde se desarrollaba “la gresca”, que en realidad, nunca fue tal, sino una discusión y que ya había terminado, se acercó, con la pistola reglamentaria desenfundada en su mano.
 
En tales condiciones, sólo advirtió tres sombras humanas, para el, en actitud incierta y sospechosa.
Una de ellas, la de pelo largo, lo habría perturbado más de la cuenta, razon por la cual disparo sin dar voz de alto, por las dudas y por la espalda, sin averiguar o indagar que pasaba, fue cuando una bala de su Pistola Ballester Molina congeló la escena. 
 
Alberto Korobeinik, con el hígado partido por el plomo, murió unas horas después en el Hospital Municipal de Vicente Lopez. 
Como en las malas novelas, esa noche nació su bebé. A su modo, “Jean Pierre El Beatle Francés”, se había convertido en la primera víctima de la flamante dictadura del Gral. Ongania y una de tantas victimas de gatillo facil en nuestro pais.
 
Tres años después de este asesinato, nunca aclarado y sin culpables, que una monumental cadena de complicidad, se ocupo de tapar, el musico Roque Narvaja que lideraba el grupo La Joven Guardia, compone un tema dedicado a este hecho y lo incluye en el primer long play de La Joven Guardia editado a fines de 1969.
 
Ante el éxito del simple “El extraño del pelo largo” la RCA les propone grabar un larga duracion que se edita con el nombre “El extraño del pelo largo” y el grupo incluye este tema que tenian guardado, en dicho disco, cosa que no fue facil por la censura estatal y la autocensura de la grabadora, por lo que tuvo que cambiar 3 veces el titulo del tema y “retocar” la letra del tema que finalmente titulo “La muerte del extraño”.
Paradojicamente ese long play abria su Lado 1 con “El extraño del pelo largo” y cerraba el Lado 2 con “La muerte del extraño”.
 
Este post es un recordatorio a un hecho luctuoso, de algun modo ligado a la musica, que quizas muchos no recuerden y las nuevas generaciones no conozcan. Y al mismo tiempo, de reivindicar a La Joven Guardia y a su lider y principal compositor Roque Narvaja, a quienes muchos han reconocido en su carrera solista en los ’70 como un artista luchador y de lengua filosa en sus composiciones, lo que le valio censura, prohibiciones, amenazas de muerte y su exilio en España a partir de 1975.
 
Exceptuando los simples editados por La Joven Guardia, no incluidos en los los long plays oficiales, el grupo editó tres LP en el sello RCA y de los 36 temas contenidos en esos discos editados durante periodos de gobiernos dictatoriales, hay no menos de 20 canciones donde en forma subrepticia y de algun modo “limadas” literariamente, abordan la tematica social, con criticas a los medios que ostentaban el poder, a amigos del poder y a una suerte de dominacion de los débiles por los mas fuertes o los que ostentaban ese poder arrebatado ilegalmente.
 
A esta etapa de Roque Narvaja con La Joven Guardia, la mayoría de aficcionados o melómanos, los conocen solo por un puñado de canciones que fueron éxito comercial, pero no por el resto de sus composiciones en el grupo o no reparan en ello.
La historia de la lírica en las canciones de La Joven Guardia, nunca fue tenida en cuenta por historiadores o narradores del rock argentino, al menos a mi no me consta y si me equivoco pido disculpas, pero nunca escuche o lei nada al respecto. Es una lástima, porque en la lírica de algunas de esas canciones, hay cosas que fueron y son interesantes y actuales, aun hoy en día. 
 
Gatillo fácil, censura, prohibición de temas, inspección de letras antes de ser grabadas, persecusión a músicos, exilio…
Mas de medio siglo igual…
 
                                                         Eduardo José Rieiro
 
 
La Joven Guardia - La muerte del Extraño - Fuente de la imagen: https://www.youtube.com/watch?v=C6hI62YNM9o

Post: pepebancho - Link origen
 
 

Contacto : contacto@rafaela.com
No se asume ninguna responsabilidad por los contenidos de p�ginas externas de Internet, en pie de nota figura la fuente o web enlazadas.

Monitorizaci�n internetVista®